Dentro del Círculo Blanco

Dentro del Círculo Blanco
mayo 25, 2011 Manu


Borja Presol es uno de los esquiadores patrocinados por Yoruva. Aunque la tienda sea de una clara orientación freeskier decidimos patrocinador a este esquiador madrileño porque el freeski tiene como base el esquí alpino, pues es aquí dónde empezó todo. De hecho, muchos de los mejores freeskiers de la historia pasaron antes por muchas puertas!!

Y sin más os dejo con el resumen que él mismo ha escrito:

Esta temporada comenzó con entrenos en el glaciar de Saas-Fee en agosto, septiembre, octubre y noviembre. Poco a poco íbamos cogiendo las sensaciones que nos servirían para dar inicio a una temporada de 25 internacionales en España.

Con las primeras nevadas se tomó la decisión de dejar atrás el glaciar suizo de Saas-Fee y partir hacia Andorra. Ya echábamos de menos los viajes en furgoneta de 8 horas cargados hasta los topes y con todo el equipo, con la tensión que acarrea un entrenamiento cuando solo un mes te separa del comienzo de las carreras.

El primer entrenamiento fue desalentador. Nada mas llegar a la estación elegida en Andorra, Pas de la Casa, al bajar de la furgoneta vimos que estaba lloviendo; se podía apreciar en las caras de los corredores del equipo que aquello no prometía nada bueno. La pista en la entrenamos, el Estadio, estaba con una nieve color marrón y blanda por la lluvia caída. De 7 días que estaban programados de concentración solo pudimos esquiar 4 y en esquí libre, era imposible marcar un trazado de palos. Lo nervios tras esta concentración de Pas de la Casa aumentaron, ya que habíamos esquiado poco y las carreras estaban cerca. Los demás equipos tenían la ventaja de que estaban esquiando más y a un mejor nivel que nosotros.

Dos semanas después llegó la segunda concentración también en Pas de la Casa. Esta vez fue un éxito. Pocas veces he pasado mas frio que en esa concentración pero salimos de allí con unas buenas sensaciones y con un nivel de esquí por encima de lo esperado

Tan solo dos semanas después se dio cita la primera carrera FIS en España, en la estación de La Molina. Como en la primera salida a Andorra, los nervios estaban altísimos. Ninguno tenía la sensación de haberse puesto un dorsal desde hacía por lo menos 8 meses, en los campeonatos de España de la temporada anterior. Cuando llegas a una carrera y te pones el dorsal todo se ve diferente, 240 corredores entre chicos y chicas están observando como están esquiando los demás. Hace bastante que no se ve a los otros y es inevitable compararse con ellos antes de la carrera. Llega el momento, llega tu hora, llega tu manga, cantan tu dorsal y es la hora de que te presentes en la caseta de salida. Tu corazón suele estar a 1000 revoluciones y no hay nada que te pueda calmar. Ha llegado el momento, desde principios de agosto nos hemos estado preparando para esto. No te la juegas a una manga ni a una carrera, queda mucha temporada por delante; pero cada carrera, cada curva, es importante. No puedes fallar o todo se habrá acabado para ti, ni un momento de distracción.

Ya poco a poco la temporada va siendo un poco más de lo mismo. Todos los fines de semana hay carrera, y siempre cada una es la más importante. Hay que pensar en ganar o rebajar tus puntos FIS.

Cuando llegaron los campeonatos de Madrid fue un momento con grandes nervios, ya que es tu Comunidad y te juegas entrar en el equipo de tecnificación. Son unos campeonatos que se celebran finalizando ya la temporada y la nieve en Valdesquí estaba demasiado blanda. Afortunadamente esos campeonatos salieron más o menos según lo esperado.

Ya para terminar me gustaría destacar un momento de la temporada, uno de los momentos más grandes que he vivido en este deporte: fue en los campeonatos de España en Sierra Nevada. Estos campeonatos han estado marcados por una esquiadora que ha sido probablemente el ejemplo ha seguir de muchas generaciones desde los 90. No sé si para todos ha sido un ejemplo, desde luego para mí sí que lo ha sido. Esta deportista es María José Rienda. En estos campeonatos hizo pública su retirada de la alta competición de esquí. Ganando su primera copa del mundo en 1994 ha sido sin duda la mejor esquiadora de España a la par de Blanca Fdez. Ochoa. Para nosotros ha sido nuestra guía, nuestra estrella fugaz a la que debíamos seguir , admirar y tener en un pedestal… debíamos intentar llegar a lo más alto, a lo que ha llegado ella.

La Federación preparó una gran despedida en el salón de actos del hotel Meliá de Sierra Nevada. Acudimos casi todos los equipos que estábamos participando en los campeonatos. Podría apostarme una cena con cualquiera de vosotros que al 95% de los que estábamos allí se nos pusieron los pelos de punta y se nos saltó mas de una lagrimilla. Fue un momento espectacular en el que una gran esquiadora del esquí español decía el ultimo adiós a los que allí estábamos presentes y a todos los españoles a través de los medios de comunicación. Un ultimo adiós con un sabor agridulce por sus últimos años, unos años marcados por sus frecuentes lesiones de rodilla y unos últimos años marcados por comentarios desafortunados y desmotivadores de gente que pensaba que María no debería estar aún compitiendo. Pero por mi parte: “muchas gracias María por estos años de espectáculo en el que nos has servido de guía a aquellos que aspiramos a ser como tú algún día. Gracias Rienda

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*